11 ago. 2011

Historia de un milagro....

Hola, hace mucho que no entro pero mis manitas "pochas" no me han dejado hacer muchas labores que digamos.

Realmente esta entrada iba a llamarse "Historia de una muerte anunciada" y ahora os cuento porqué...

Tenia yo ganas al LHN Home of a Needleworker y yo tan contenta con mis hilos pijos, como yo digo, de América ni más ni menos y hala, a bordar!!!!


Cada vez me gustaba más, aunque no sacó yo partido a los hilos y no sé porqué, me siguen gustando más los DMC o los Anchor.


Terminada la labor (he quitado el pájaro que no me gusta y lo he tuneado un pelín) vi que necesitaba un lavado.
Habia un fallo... mis manos con el ezcema ensucia bastante la labor y yo, ni corta ni perezosa, aún sabiendo que desteñían.... LO LAVÉ A MANO.

Sí, sí, ya lo sé, imprudente, cabeza loca, lo que queráis, pero ¿como no lavar una labor que tenía un velo espantoso?

Este fue el resultado. ¿Es para llorar o no? Mi familia alucinaba con la tranquilidad como me lo tomé ¿que iba a hacer? se aprende de los errores. De todas formas, hice un cocimiento de hojas de laurel que otras veces me ha funcionado pero.... nada de nada.



Así estaba el tema, cuando al hacer la compra en el Carrefour di con el milagro:



Hice todo según las instrucciones y si vieráis como se quedó la labor.... los verdes se tornaron marrones, el granate en azul!!!! el marrón oscuro en clarito.... en fin, mi hija y yo nos mirabamos aterrorizadas, ¿que había hecho? bueno, como obra picassiana no estaba mal pero tanto como para enmarcar y colgarla en la entrada de casa... pues no.

Al cabo de cuatro horas, se hizo el milagro.... fue aclararlo y los colores volvieron salir!!!!!! más claritos, eso sí, y el contorno del granate se nota un poquito pero vamos, con un canto en los dientes me doy!!!!! MILAGRO, MILAGRO!!!!!!!!



Así es como ha quedado ¿que os parece? le voy a poner unos charms y lo voy a enmarcar, así, sí.


Moraleja: SI LA ETIQUETA PONE QUE DESTIÑE, COÑE, HAZLE CASO, DESTIÑEEEEEEE.